martes, 4 de enero de 2011

APRENDIENDO A QUERER...

Un grandisimo reportaje de hace dos años casi, que han premiado hace poco..

http://www.rtve.es/noticias/20101116/informe-semanal-premio-mejor-reportaje-del-festival-urban-tv/371522.shtml video

gracias a las periodistas que insistieron en buscarnos en el foro internacional de violencia de género del 2009, gracias por poner un cachin de no solo duelen los golpes, a partir del minuto 11, es un lujo compartir este espacio con tanto trabajo bueno de prevenciòn de violencia machista.

y luego para que desde ahi arriba me digan "no te conozco no?" jejejej para que no se les olvide que abajo estamos trabajando cara a cara con las y los jovenes y no cuadran en estadisticas ni en cifras de mayor o menor vulnerabilidad..pero eso es otro tema de otro post no?

LEYENDO LOS CORREOS QUE NO PUDE LEER ALLÀ..


AHORA que ya estoy por estas tierras màgicas,calurosas, hermosas, y tan tristes y violentas a la vez puedo pararme en el patio de mi casa que tanto adoro para al lado de unas velas e incienso que mexclan aromas infinitas al son de voces de mujeres de cantos especiales en el reproductor de la compu leo cosas como esta que escribe una mujer de de Ciudad Real. Se los quiero compartir, por que es gratificante saber que no estamos solas y que somos muchas mujeres montadas en estos barcos de rumbos arriesgados pero inmesamente hermosos y somos muchas mujeres las que nos dejamos tocar por otras mujeres y eso nos harà danzar y danzar..


25/11/2010
Esta es la reflexión sobre el taller de ayer en la facultad de magisterio de Ciudad Real:


“No sólo duelen los golpes” es la máxima expresión de esperanza hacia el cambio que hasta ahora he presenciado. Comienzo así, ya que “campaña de prevención”,”charla sobre los malos tratos”, “taller de prevención de la violencia de género”..etc, me parecen titulares, que después de la experiencia, no hacen un juicio justo a la labor que Pamela Palenciano lleva a cabo cada momento de su día a día.
Antes de analizar la charla, la experiencia personal, me lleva a valorar el esfuerzo personal que hace la protagonista cada día. Hay que tener en cuenta que Pamela sacrifica cada día la cicatriz del maltrato y todo el duelo que ello conlleva para evitar otros casos, para despertar emociones y para que muchas y muchos perdamos el miedo a hablar.

El punto de partida de su historia está en que no hay moratones pero sí falta de moral, no hay puñetazos en los ojos pero sí una ceguera social, y que cada vez hay menos victimas …pero nos olvidamos de que hay más silencio.
La sociedad se adapta a las normas y por ello en mi reflexión voy a dejar a un lado el maltrato físico porque, desde mi más sincera expresión no me siento preparada para hablar sobre eso en estos momentos.

Anteriormente digo que la sociedad se adapta a las normas, porque existe un cambio, pero los cambios no son por definición a mejor ni a peor; el mejor ejemplo que se me ocurre es el de un camaleón, se adapta al medio, cambia de color para defenderse pero en esencia sigue siendo la misma criatura. Con ello me remito a cuando Pamela en su monologo decía” no, no me ha pegado, en España ya no se pega ..”. En otras palabras el maltratador está “cambiando de color “ se está defendiendo de las normas pero al fin y al cabo es la “misma criatura”.

Es la primera vez que escucho a una víctima del maltrato “defender al maltratador”, y creo que la clave está en que ella ha aceptado las diferencias inevitables dejando claro desde un principio que no somos iguales y que injustamente es la sociedad quien crea y recrea esas diferencias. Por ello me parece un acto de superación que enfoque el discurso desde ese punto de vista, no tratando a los hombres como monstruos si no como producto de la reproducción social y dándoles a conocer tanto el carácter machista de la sociedad como ofreciéndoles un hueco de participación en su labor.

Las ansias de expresión de Pamela clarifican cosas que todos vemos pero no somos capaces de analizar, asistir a su charla cambia el umbral de percepción que tenemos ante las expresiones de maltrato; ya que creo que donde antes el maltrato era una paliza ahora es el castigar a tu pareja al silencio.
Quizás sea la experiencia personal la que me haga valorar infinitamente está experiencia ya que pone en su lugar lo que todos sabemos que existe pero muy pocos califican como algo grave: el maltrato psicológico o la anulación de la figura de la mujer.

Al final de su historia, a la apertura del debate sentía la necesidad de hablar, pero el miedo a romper a llorar después de lo vivido me impidió expresarme desde un primer momento aunque tan sólo fuera para darle las gracias a esta gran mujer. Pero comenzó el debate y en pocos minutos me olvide del miedo a emocionarme en público. ¿Por qué? Por que Pamela después de hablar una hora y media, tan sólo nombro de un acto de violencia física y comenzado el debate nos fuimos con prisa a los golpes. La emoción me impidió expresarme del todo pero mi reflexión fue y es la siguiente:

No hay que plantearse ¿Qué hago si veo que un chico esta pegando a una chica? Sin reflexionar primero sobre que haríamos si vemos que un chico ignora a una chica, si un chico insulta a su novia, si un chico la humilla…
No tenemos que esperar a los golpes, porque puede que no los haya jamás. El problema es que intentamos empezar la casa por el tejado y la historia de Pamela cuenta la realidad desde los cimientos, por ello evitar la “construcción” de esa casa y saber reconocer las primeras expresiones del maltrato es la clave para evitarlo.

Prefiero no especificar cuando ni donde, pero una mujer algo menos valiente que Pamela pero igual de fuerte que ella me dijo:
“Cuando llegó el primer empujón me dolió menos que todos los años que escuché ser una puta.”

23/XI/2010

Un abrazo!

otra chica que se deja tocar por no sòlo duelen los golpes en el mismo taller


Buenas!!
soy una chica que vive en Ciudad Real, de la facultad de magisterio.

Viniste el dia 23 a mi facultad, con tantas cosas como tienes no se si lo recordaras.
Bueno...despues de lo que hablaste...la verdad me quede bastante sorprendida sobre como cosas que realmente las tomamos como algo normales...no lo son y me llamo muchisimo la atención, las reacciones que tenemos las personas ante determinadas situaciones...es decir...lo distintas que son esas reacciones simplemente por nuestro sexo.

Es sorprendente como algunas cosas las tomamos como algo normales hasta que alguien te abre los ojos, en este caso tu, y te quedas pensando en lo imbecil que has sido hasta entonces. Aunque tambien es cierto que despues de abrir los ojos...realmente no sabes que hacer, como actuar...en ese punto me encuentro yo quizas jaja.

Es asombroso cuando aun sabiendo que la persona que tienes a tu lado no te hace ningun bien...en muchos sentidos...y aun asi sigues a su lado...quizas por miedo? por miedo a no saber como tirar para delante porque te has acostumbrado a estar con esa persona...no se...es todo un poco contradictorio.
La verdad que lo que hablaste me impacto muchisimo porque no es que me sintiera identificada en una o en dos cosas, sino en la mayoria, ademas de otras cosas que me han pasado.

Realmente me pareces una persona admirable, lo 1º porque has conseguido salir y tirar para delante. Esto me parece sorprendente, porque yo misma (que en teoria siempre me he considerado fuerte) he estado y probablemente a dia de hoy este perdida.

Y lo 2º, porque además de salir tu, das muchisimo valor a personas que puedan encontrarse en tu situacion. Das esa esperanza que muchas veces, en estos casos, se pierde. Y das ese valor y esa confianza a la gente que la ha perdido, para que ponga un punto y final y de una vez por todas se valoren y dejen de pensar de una vez por todas, que es algo normal o que esas situaciones lo provocan ellas/os.
Muchisimas gracias por todo en serio!!

muchisimas gracias a todas y todos los que me han enviado por facebook por mail, por telefono en persona tanta energia y tanta revoltura de tripa de algun modo